miércoles, 31 de diciembre de 2031

Encinasola










El municipio de Encinasola, incluido en el Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, está situado en el noroeste de la provincia de Huelva limitando al norte con Extremadura, al oeste con Portugal y al sur y al este con las poblaciones onubenses de Aroche y Cumbres de San Bartolomé respectivamente.
En el extremo suroccidental de Sierra Morena y con una superficie de unos 180 kilómetros cuadrados, el término municipal tiene en su parte meridional estribaciones considerables entre las que destacan las sierras de los Rabadanes, de la Lapa, de la Concha, y en su límite más sureño la sierra de la Torrecilla que comparte con el término de Aroche y es donde alcanza la altitud máxima a 619 metros sobre el nivel del mar. De sureste a noroeste va descendiendo hacia la cuenca del Guadiana llegando a los 195 metros en el punto más al noroeste de Andalucía. Otras dos sierras importantes son la Víbora al sur de la población y próxima a ésta, y la de los Limones en la parte norte.
La Rivera del Múrtiga, escoltada por una variada flora y siendo soporte de una rica fauna, se abre paso en busca del río Ardila ya en tierras portuguesas, ofreciendo rincones bellísimos: amplias charcas, huertos y restos de antiguos molinos se van sucediendo en su perezoso transcurrir de sureste a noroeste.
Un importante afluente de la Rivera del Múrtiga es el Sillo que sirve de límite al término municipal a lo largo de varios kilómetros por su parte este, y a su vez acoge las aguas del Caño, arroyo que ofrece preciosas panorámicas a la altura del Pico de los Castillos y especialmente a la falda de la Peña de San Sixto.
El Canal transcurre por la parte norte del término y va serpenteando hasta adentrarse en Portugal. En él se encuentra situado el pantano que suministra de agua potable a la población.
El arroyo de Valquemado, que también vierte sus aguas al Múrtiga, es una de las más preciadas joyas paisajísticas que posee Encinasola. Su abrupto transcurrir entre las sierras de la Lapa y los Rabadanes ofrece rincones bellísimos que adquieren su mayor esplendor junto al Peñón del Búho y el del Águila.


Sus fiestas son:

Feria de San Andrés, se celebra en torno al 30 de noviembre en honor al patrón.

Romería de la Virgen de Flores, se celebra el lunes 8 días después del domingo de resurrección en honor a la patrona.

Carnaval se celebra entre finales de febrero y principios de marzo (suele durar unos tres días).

Feria del ganado se celebra entre el segundo fin de semana de septiembre.


Romería de Nuestra Señora de Roca amador, la procesión se celebra el día 8 de septiembre y el traslado a la ermita suele ser el último domingo de septiembre.
























Ensinasola vista desde la fuente.

Piedra de los valientes.
















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada